SEASICK STEVE Un blues embrujado

teven Gene Wold más conocido como “Seasick Steve” es un bluesman americano que nació en 1940 (o en 1941 no lo tiene muy claro) que se ha hecho famoso por tocar guitarras personalizadas y cantar habitualmente sobre sus inicios como vagabundo.


En 1954 abandonó su casa a los trece años escapando de los golpes de su padrastro y se lanzó a la carretera para vivir de tren en tren y de trabajo en trabajo mayoritariamente a lo largo de Tennessee y Mississippi hasta 1973.
La historia de Wold es la de un bluesman clásico, una vida pegada a la carretera con una guitarra de fabricación casera como su más valiosa posesión.
A la edad de ocho años K. C. Douglas (quien trabajó en el garaje de su padre) le enseñó a tocar la guitarra (años más tarde descubrió que lo que le había enseñado era Blues).
Durante los años sesenta vivió una época en San Francisco trabajando como músico de estudio e ingeniero de sonido pero el instinto nómada le volvió a llamar y regresó a la carretera pasando por numerosas ciudades durante los siguientes años.
Durante los años noventa vivió de las monedas que ganaba tocando en las calles de París. Una época dura pero bonita que le daría la oportunidad da viajar a Noruega en el año 2000, país donde fijaría su residencia y grabaría su primer disco junto a The Level Devils.
Steve describe esta época de su vida diciendo que “hay tres clases de vagabundos: gente que vaga por ahí buscando trabajo, gente que vaga por ahí sin buscar trabajo, y gente que no vaga y no busca trabajo. Yo he sido los tres tipos.”
Su primer álbum de estudio fue “Seasick Steve & The Level Devils – Cheap” publicado en 2004.
Aquel primer trabajo supondría un punto de inflexión en su vida. Desde entonces ha editado siete discos más.
Su música recoge las vivencias de su vida, da consejos para sobrevivir en la calle y relata anécdotas muy interesantes. Es música, austera, cruda y sincera, basada en su castigada voz, en sus desvencijadas guitarras acompañadas con un cajón que hace las veces de percusión mientras lo golpea con los pies.
En una entrevista concedida a una revista Australiana atribuía la mayor parte de su éxito a su embrujada guitarra de tres cuerdas “The Three-String Trance Wonder” adquirida a su amigo Sherman en Mississippi (quien le confesó después que no le había avisado porque no lo quería ver cerca ya que tenía un fantasma dentro)

Su quinto trabajo “You Can’t Teach an Old Dog New Tricks “ con (John Paul Jones, el bajista de Led Zeppelin nada más y nada menos) resume a la perfección la vida y obra de este bluesman de carretera que grabó su primer disco cumplidos los sesenta años.
Cuando la gente le pregunta a este músico, que ha alcanzado el éxito cuando otros se jubilan, sobre su apodo “seasick”, el responde “¡porque es cierto! Me mareo en los barcos y los trenes así que siempre estaba mareado”…

La primera vez que oí hablar de Steve fue una mañana post concierto y tras ver casarse a Freddie Mercury con una novia presa arropada por un oso panda que lanzaba flores al viento, pero esa es otra historia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *